El pulverizador agrícola BRAVO 600 es ideal en el tratamiento preventivo contra las muchas enfermedades que pueden afectar a los castaños.

La castaña es un fruto muy común en Italia y en general en todo el Mediterráneo. Es un árbol que naturalmente alcanza una altura de 25 a 30 metros.
Los castaños a los que se presta toda la atención necesaria son muy longevos, tanto que un solo castaño puede llegar e incluso superar los 100 años, a pesar de las muchas enfermedades que pueden afectarlo tanto en las frutas como en la parte vegetativa.

Para evitar estas complicaciones, lo importante es intervenir a tiempo con tratamientos específicos.

Dada la gran potencia y compacidad, los pulverizadores agrícolas TIFONE de la línea BRAVO son ideales para este tipo de tratamientos. Equipados con un marco envolvente, robusto y reforzado, con una forma armónica redondeada, pueden equiparse con hélices o unidades de turbina, con succión delantera y trasera.


Ir a la línea Bravo